*Más de 10,000 cirugías a corazón abierto

*Éxito en más del 98 por ciento de ellas

*Pionero en cirugías en McAllen MSA

Por Roberto Hugo González

Publicado originalmente por Mega Metropolis Health & Fitness edición impresa de Octubre 2008

“Mira esta foto, mi hijo está a la derecha y tú eres el otro”, exclamó la señora María de Jesús Ozuna, una paciente de cirugía de corazón. Ella estaba apuntando a la foto del jardín de niños donde el doctor Filiberto Rodríguez aparece con su hijo. A la señora Ozuna se le dio la oportunidad de ir a otro hospital al norte o a Harlingen en caso de que tuviera dudas acerca de una cirugía a corazón abierto, ya que iba a ser la primera paciente en una cirugía de corazón abierto del doctor Rodríguez en McAllen. “Mi’jito yo te he conocido desde que eras un bebé y yo me quedo aquí contigo.” El resto, es historia.

La señora María de Jesús Ozuna, la primera paciente de cirugía de corazón, cuando el doctor Filiberto Rodríguez inició su programa de cirugía cardiotorácico en McAllen 1983. Le acompaña su esposo el señor Porfirio Ozuna. Foto 1983.
La señora María de Jesús Ozuna, la primera paciente de cirugía de corazón, cuando el doctor Filiberto Rodríguez inició su programa de cirugía cardiotorácico en McAllen 1983. Le acompaña su esposo el señor Porfirio Ozuna. Foto 1983.

El doctor Filiberto Rodríguez desde ese entonces ha proveído servicio médico a más de 10,000 pacientes durante su carrera como cirujano cardiotorácico. Él reveló a Mega Metropolis Health & Fitness que estaba muy orgulloso de sus logros. Este año, él celebra 25 exitosos años de reparar corazones rotos.

El doctor Rodríguez nació en Reynosa, pero ha vivido más años aquí en Estados Unidos que en su pueblo de origen. Él ha estado en los Estados Unidos desde 1972. Su educación médica fue en Monterrey, México, y en 1972, a los 24 años y recién casado se mudó a Washington, D.C., para empezar su internado de cirugía en el Washington Center Hospital.

La mudanza fue un choque cultural para mí, dijo él. Era el tiempo de los hippies y luego siguió el escándalo de Watergate. Extrañaba mucho tener a su familia alrededor de él durante los primeros seis meses que vivió solo.

- Click on this ad for a new STC offer -

Al principio él pensó que iba a ser un cirujano neurólogo y practicó la cirugía general. Por dos años el doctor Rodríguez sintió el reto de trabajar con los pacientes de cáncer de seno y otras adversidades, eso le ayudó a madurar y decidir en su especialidad.

La siguiente mudanza fue al Medical Center de Ohio, en Toledo, Ohio. El continuó su práctica en cirugía general por seis años y sobrevivió la famosa tempestad de nieve de 1977 que trajo consigo de 6 a 8 pies de nieve.

El doctor Rodríguez hizo muchos amigos en su campo y al final de 1978 se mudó a Cleveland, Ohio, a la Clínica Cleveland, que ha sido reconocida por tener uno de los mejores programas en cardiología en los últimos diez años, de acuerdo a US News and World Report.

Según el doctor Rodríguez su ingreso a esta prestigiosa clínica fue un acto de Dios. Durante su tiempo en Toledo él conoció al doctor Montesinos, quien lo recomendó al doctor Floyd Loop de la Clínica Cleveland, dijo el doctor Rodríguez a Mega Metropolis Health & Fitness.

Tristemente, recuerda el doctor Rodríguez, hace un año que el doctor Montesinos murió en su nativa Lima, Perú, dejando su esposa y familia y una clínica de cardiología pública. El doctor Rodríguez tiene planes de visitar la clínica para atender gratis a esos pacientes de enfermedades del corazón como una contribución a la humanidad.

“Para mí, la vida ha estado llena de oportunidades y el doctor Montesinos me dio la oportunidad de ser parte de la Clínica Cleveland, donde él hizo cientos de cirugías y cateterizaciones. Después de once años en los Estados Unidos el doctor Rodríguez planeó regresar a Monterrey a una posición en el Hospital Universitario como jefe del Departamento de Cirugías a Corazón abierto.

Durante su estancia en Cleveland, él entrenó a doctores y enfermeras de México para trabajar con ellos como equipo en Monterrey. Desafortunadamente, la posición desapareció tan pronto como apareció.

En 1982, el doctor Rodríguez se encontraba casado, con tres hijos y sin trabajo; sin embargo, tenía una brillante carrera. Él trabajó esporádicamente en diferentes hospitales en México como cirujano general pero también pasó un año en la Clínica Mayo con el doctor Francisco Puga.

Cuando estuvo en la Clínica Cleveland trabajó como asociado del doctor Lloyd Loop cuando sin buscar trabajo en McAllen recibe un llamado de William “Bill” Parisi, CEO de McAllen Methodist Hospital de Dallas en aquel entonces.

Parisi supo por el doctor Rodolfo Guerrero, de Weslaco, que el doctor Filiberto Rodríguez estaba disponible y calificado para ese trabajo. Parisi estaba en el proceso de abrir servicios de cirugías de corazón a la comunidad y para eso él requería un cirujano de corazón certificado y la aprobación de un certificado de necesidad (Certificate of Necessity) o como se conoce por sus siglas en ingles CON.

El McAllen Methodist Hospital de Dallas necesitaba un permiso del estado para proveer ese servicio; sin embargo, hubo oposición del Valley Baptist Hospital de Harlingen. “Perdimos el caso en la Corte recuerda Rodríguez. Afortunadamente un juez de la Suprema Corte de Justicia revirtió la orden y aquí estamos después de 25 años”, dijo Rodríguez.

Antes del 15 de agosto de 1983 cuando Rodríguez operó la primera de 84 cirugías y 300 cateterizaciones en McAllen, él ya había operado a más de 2,000 pacientes en clínicas donde había trabajado anteriormente. El doctor Rodríguez tiene una pasión y dedicación a su trabajo y dice que él demanda extrema dedicación de su equipo. Esa pasión se traduce a un muy respetable porcentaje de éxito (98+%).

Él también añadió “yo aprendí esto de mi padre, que también era un cirujano médico con práctica desde los años treintas”. Aun ahora el doctor Filiberto Rodríguez Plata (padre) es todavía recordado en Reynosa como uno de los mejores cirujanos de su tiempo en su región.

En 1986, el éxito del doctor Rodríguez y su equipo hizo eco en Texas y México. Ese mismo año el doctor Rodríguez asistió a una conferencia en Inglaterra donde el reconocido mundial doctor Denton Cooley de Houston también fue invitado. Rodríguez tomó la oportunidad de invitar al doctor Cooley a visitar su programa de cirugía en McAllen. Desafortunadamente Cooley le dijo: “No, porque tú eres mi competidor”. El doctor Carl Gill, de la Clínica Cleveland fue invitado y aceptó la visita en McAllen.

Anualmente, Health Grades® estudia el trabajo y estadísticas de todos los hospitales de la nación, sus conclusiones y reportes. Este año el McAllen Heart Hospital fue clasificado como el hospital número uno del estado de Texas y a nivel nacional uno de los diez mejores hospitales de cirugía del corazón. El doctor Rodríguez tiene su práctica en el McAllen Heart Hospital y en el hospital DHR. Él es reconocido como un líder en cirugía del corazón. MMHF


 

Portada de la edición impresa de Octubre 2008 de Mega Metropolis Health & Fitness. Próximamente disponible en versión digital.