Por Roberto Hugo González

Publicado originalmente por Mega Metropolis Health & Fitness edición impresa de Enero 2009

Si usted tiene fallas avanzadas o permanentes de los riñones, un trasplante de riñón puede ser el tratamiento opcional, uno que le permita vivir, como lo ha hecho siempre antes de que sus riñones le fallaran. Desde 1950, cuando se realizaron los primeros trasplantes de riñones, se ha aprendido mucho de cómo prevenir el rechazo y minimizar los efectos secundarios de las medicinas.

No hace ni mucho tiempo, que los residentes del Valle con fallas de riñones no tenían una opción y viajaban cientos de millas al norte, en busca de una cura para esta enfermedad que está aumentando en nuestra área. De suerte para los que vivimos al sur de Texas y norte de México, que McAllen ahora tiene un Centro para el trasplante de riñones que celebrará este febrero su segundo aniversario de estos tratamientos exitosos.

Desde que el McAllen Medical Center oficialmente abrió el South Texas Transplant Center en febrero del 2007, esta opción esta disponible para todos. El equipo médico lo integran el Dr. Irfan A. Agha, Director Médico; el doctor Daniel “Rick” McLean, director del programa de trasplante y el doctor José Luciano Farías Jiménez, cirujano especialista en trasplantes. El centro empezó sus trasplantes de riñones a finales de julio del 2007; desde entonces ha habido 33 trasplantes exitosos de riñones.

El programa a cargo de los doctores McLean, Farías y Agha es interesante, un reto, pero un asunto delicado para el South Texas Health Systems, que tiene cinco hospitales en esta región. El doctor Agha vino al Valle hace dos años como parte del equipo del Centro de Trasplantes a un área que ha provisto una “experiencia increíble” para él. “Cuando me pidieron que viniera aquí, yo pensé que sería un lugar pequeño en la frontera.   Yo encontré un lugar viviente con mucha actividad y negocio, lo cual disfruto mucho”, dijo el doctor Agha a Mega Metropolis Health & Fitness.

- Advertisement -

Trasplantes de Páncreas, posible procedimiento para el Valle

Al preguntarle al doctor Agha que si solo había procedimientos para trasplantes de riñones contestó: “Por ahora solamente estamos haciendo trasplantes de riñones en el McAllen Medical Center. En el futuro pensamos ofrecer también trasplantes de páncreas, pero por ahora tenemos que restringirnos y empezar solo con trasplantes de riñones.  Señaló que el trasplante de páncreas es un procedimiento que ellos tienen pensado hacer en el futuro, sin embargo no hay alguna fecha fija para este intento”.

Mientras, la falla de riñones es una enfermedad seria que afecta primariamente a los obesos y a gente con diabetes tipo 2, el doctor Agha señaló que a nivel nacional hay una lista de espera de 65,000 pacientes para trasplante de riñones. “La incidencia de esta enfermedad de riñones en el Valle del Río Grande es muy alta por la diabetes tipo 2. El número de pacientes con enfermedad crónica de los riñón con necesidad de diálisis es muy alto, de manera es que hay una gran necesidad para los trasplantes”, afirmó el especialista.

El doctor Agha añadió que durante los dos últimos años les han referido más de 800 pacientes. El clarificó que esto no incluye el número de pacientes que ya están en lista o han sido evaluados en San Antonio, Houston o Dallas. “Hay un número de pacientes que han escogido no ser candidatos al procedimiento de trasplante”, dijo Agha.

Trasplante de riñones y rechazo de órganosComo explica el doctor Agha, a nivel nacional el promedio de rechazo de trasplantes es de 15 a 20 por ciento. “El South Texas Transplant Center tiene un bajo nivel de rechazo como de 6 por ciento mucho más bajo que el nivel nacional. Tenemos la capacidad para el cuidado de cualesquier rechazo a nivel local. Es de notar que el rechazo agudo es una seria complicación inmunológica, pero no automáticamente quiere decir pérdida del injerto. En la mayoría de los casos se puede tratar con éxito.”

¿Cómo luchar para prevenir esta enfermedad?

Prevención y concientización son de mayor importancia, enfatizó el doctor Agha. La diabetes tipo 2 previamente conocido como diabetes de los adultos, ahora ya no es solo de los adultos sino también de los niños con diabetes tipo 2, que está ligada a la epidemia de la obesidad que vemos en nuestro país, dijo Agha, quien explicó que entender lo anterior es un factor crucial.  “Vemos mucha obesidad en el Valle y yo pienso que hay una fuerte predisposición genética, que es una combinación fatal que nos lleva a una alta incidencia de diabetes tipo 2 y de enfermedades de los riñones, una malísima complicación de diabetes”.

El doctor Agha dijo que para prevenir la enfermedad efectivamente, el público tiene que ser educado acerca de la obesidad, acerca de la diabetes tipo 2, de ejercicios y las comidas correctas. Un esfuerzo educativo tiene que ser llevado al Valle a todos los niveles, en especial a la población hispana. “Es importante que ellos entiendan cómo prevenir el aumento de peso, de ser examinados médicamente de la alta presión y diabetes”. Ademas indico el doctor Agha que si alguien está diagnosticado con diabetes, tiene que tomar fuertes medidas y un cuidado estricto de su diabetes para prevenir complicaciones futuras.

La dieta correcta, algo muy importante

Las dietas altas en grasas y calorías llevan a la obesidad y la diabetes. “Yo he aprendido a disfrutar de ellas en los últimos dos años y pero yo pienso que es mejor balancear la situación. No estoy sugiriendo que cambiemos drásticamente lo que comemos, pero sí reducir las porciones y hacer ejercicio diario”, dijo él.

No hay muchas comunidades que tengan la ventaja de tener un centro de trasplante de alguna clase. El Valle tiene el South Texas Transplant Center con su sede en el hospital McAllen Medical Center. El centro hace todos sus trasplantes y cuidado post-operatorio localmente. Una clínica satélite se abrirá pronto en Harlingen para asistir a los pacientes en este del Valle.

Antes de que se abriera el South Texas Transplant Center los pacientes tenían que viajar a San Antonio, Houston o Dallas para esta operación y regresar allá para su cuidado post-operatorio.

El doctor Agha dijo a Mega Metropolis Health & Fitness que la distancia de varios cientos de millas imponía un gasto financiero para los pacientes y sus familias. “Esto es lo que nosotros traemos al Valle, traemos cercanía y cuidado personalizado”, dijo.

La gente que se encuentra en la necesidad de un trasplante de riñones también necesita información acerca de qué pasa después y cómo pueden llegar a seguir viviendo su vida normal. “Ciertamente la idea, tras el trasplante de riñones, es reincorporar al paciente a un nivel productivo. Varios de nuestros pacientes han regresado a trabajar y otros están disfrutando de un retiro saludable”, dijo el doctor Agha.

Al final de nuestra conversación con el doctor Agha, él pide a nuestros lectores que piensen en una donación de riñones. Explica que hay miles de personas en una lista de espera y cualquier puede ser puesto en esta lista, pero debe esperar de tres a cuatro años antes de encontrar algún riñón disponible.

Durante esos tres o cuatro años, muchos pacientes tienen que estar en diálisis. “Si alguno de nuestros lectores tiene alguien, como una amiga que está pasando por esta situación, y les gustaría ser un donante, deben llamarnos y nosotros les ayudaremos para que esto se haga realidad”, dijo Agha.

Cada uno de nosotros debe hacer sus deseos conocer en caso de un accidente fatal, donde los riñones pueden ser recuperados y utilizados para un mayor bien. Sin embargo, la gente no tiene que morir para ser un donante. Un donante vivo de riñones puede tener mejor éxito en un trasplante. “Toda persona que esté saludable puede sobrevivir con un riñón, así es que si tiene un miembro de la familia, una persona querida que necesite un riñón, piense en donarle un riñón a ellos”, finalizó. MMH&F


 

Portada de la edición impresa de Enero 2009 de Mega Metropolis Health & Fitness. Próximamente disponible en versión digital.